Aprovechando los beneficios económicos y sociales de la convergencia del Internet de las Cosas

Vivimos en un mundo donde el cambio es la única constante. Los modelos de negocio que se construyeron, respectivamente, en infraestructura fija, inalámbrica y de radiodifusión han convergido, la prestación de servicios a través de diferentes redes ahora se ofrece a través de una sola vía – Internet -, los dispositivos pueden interactuar unos con otros sin la intervención humana y los consumidores tienen más poder que nunca.

¿Cómo podemos asegurarnos de que nuestras economías y sociedades estén preparadas, que las empresas -especialmente las pequeñas y medianas empresas (PyMES) – se pueden adaptar, y que los gobiernos utilicen nuevas y mejores tecnologías en áreas como la salud, el transporte y la energía?

En la medida que los próximos 50 millones de dispositivos se conecten en línea, las autoridades tendrán que luchar por la neutralidad tecnológica, la innovación y la promoción de nuevos modelos de negocio. Los gobiernos tendrán que trabajar más horizontalmente a través de sus organizaciones y particularmente en asuntos relacionados con la privacidad y la seguridad. La flexibilidad, la transparencia, la equidad, y en la medida de lo posible, la visión de futuro, serán importantes para el desarrollo del Internet de las Cosas.

Tags:

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe noticias, documentos de investigación, infografías y más.

Invalid email address
>